¿Por qué sangran los dientes cuando te cepillas?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email

¿Por qué sangran los dientes cuando te cepillas?

 

A todos nos ha pasado alguna vez que nos sangran las encías a la hora de cepillarnos los dientes, pero esto no debe ocurrir a diario. 

 

En este post vamos a contarte las causas más frecuentes y algunos consejos para evitar que ocurra más veces. 

 

¿Qué motivo se esconde detrás del sangrado? 

 

Gingivitis y periodontitis

 

La acumulación de placa dental produce inflamación (gingivitis) y un aumento en la sensibilidad de las encías, de esta forma, al cepillar esta zona se puede producir sangrado. Si no frenamos este problema de placa dental, la gingivitis puede agravarse y derivar en una periodontitis, más aparatosa y dolorosa. 

Cepillado inadecuado

Utilizar un cepillo de cerdas duras o ejercer demasiada presión también puede irritar y hacer sangrar las encías. Por ello, es fundamental encontrar el cepillo adecuado a nuestras necesidades y cepillar de forma suave, con movimientos circulares. 

Embarazo

A causa del cambio hormonal que se produce en esta etapa fisiológica, las encías están más sensibles a la inflamación y a la infección, es por eso tan frecuente que se produzca “gingivitis del embarazo”. Para evitarlo, debemos prestar especial atención a la limpieza bucodental durante la gestación. 

 

Consejos para prevenir o reducir el sangrado de las encías

 

Correcta higiene

 

Es fundamental mantener una correcta higiene bucodental. Cepillarse con movimientos circulares, mínimo dos veces al día o tras las comidas, además de utilizar el hilo dental con frecuencia, es clave para prevenir la formación de placa dental y prevenir, en consecuencia, la indeseada gingivitis. 

Enjuagues bucales

 

Utiliza un colutorio antiséptico para desinfectar y tratar cualquier herida o irritación. También puedes utilizar agua templada con sal de manera puntual.

 

Hielo

Por último, pon hielo en la zona afectada para reducir el dolor y la inflamación. 

 

Estos son solo algunos consejos para un sangrado esporádico. Si el sangrado de tus encías se ha convertido en un problema diario, debes acudir lo antes posible a la consulta del dentista para que diagnostique y te facilite un tratamiento adecuado.

 

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top